Compendio de textos y resumenes sobre la historia y la economía del Ecuador. Toda reproducción está permitida mientras se cite la fuente.

Sunday, December 04, 2005

REVOLUCIÓN JULIANA (1925-1947) I

REVOLUCIÓN JULIANA (1925-1947) En el período 1925 ­ 1960 se destacan dos momentos bastantes definidos: el uno que va de 1925 a 1948 y el otro de 1948 a 1960. El primer momento es de gran inestabilidad política y de conflictos internos. Como insurrección a la inconformidad económica principalmente, planteada por los gobiernos plutocráticos, el 9 de julio de 1925 la liga de jóvenes militares estaban a cargo de Ildefonso Mendoza Vera, los cuales apresaron al gral. Leonidas Plaza y Francisco Urbina y a los Jado-gobernantes y posteriormente, formaron la Junta de Gobierno Civil en la cual participó Luis Napoleón Dillon, quien era uno de mentalizador de tal insurrección. En marzo de 1926 se nombró a Isidro Ayora Presidente Provisional,"como consecuencia de esta asesoría –a la que se ha criticado de no haber entendido la realidad nacional y de haber propiciado una excesiva burocratización y papeleo- se crearon instituciones que aún tienen trascendental importancia en el desenvolvimiento de la vida nacional: el Banco Central, la Superintendencia de Bancos, la Contraloría General de la Nación, la caja de posesiones. Con la llegada del año 1930, en nuestro país se sintieron en toda su fuerza los efectos de la crisis económica mundial. El descontento aumentó día a día; a mediados de 1931 el pueblo acudió a los cuarteles en busca de armas. Ayora designó al Coronel Luis Larrea de Alba, (…), como su ministro de Guerra, (…). El pueblo se lanzó en contra del batallón que respaldaba a Larrea (…). Larrea entregó el poder al Presidente del senado, el ex presidente de la república, Alfredo Baquerizo Moreno. Como encargado del Poder, Baquerizo Moreno convocó a elecciones para octubre de 1931."(cit. Diezcanseco Pareja, Alfredo, breve historia del Ecuador, tomo2 pp. 87, 89, 90) En la que ganó el liberal moderado Neptalí Bonifaz, triunfo que no fue aceptado y causó la guerra de los cuatro días. Sin Cacao: A Producir Café, Arroz y Azúcar A pesar de la caída del cacao, el país en este nuevo período tuvo una economía que, en su conjunto, siguió ligada a los ciclos de producción agrícola para el mercado internacional. La crisis del cacao obligó a los terratenientes costeños a diversificar sus cultivos y a reorientar la producción hacia el café, arroz y azúcar, aunque este último, en mucho, estuvo destinado al consumo nacional. La industria no se estancó, al contrario tuvo un desarrollo incipiente, siendo la producción textil a que adquirió un papel importante en este período. En efecto, medio de la crisis mundial de los treinta, esta actividad fabril, en participar la de la sierra centro norte, creció en forma significativa. De igual manera, la exportación de sombreros de paja toquilla, cuyo centro de producción estaba en la sierra sur, tuvo un rol importante en el ingreso de divisas. El sector hegemónico de la economía, el agroexportador, dependiente de los vaivenes del mercado mundial, en especial el de los Estados Unidos, nuestro principal abastecedor y comprador desde inicios del siglo, con la depresión de los países centrales a comienzos de los treinta, experimentó la reducción de la demanda para sus productos; sin embargo, en los albores de los cuarenta, la Segunda Guerra Mundial estimuló nuevamente la producción y exportación de materia prima, como caucho y balsa, utilizadas para sustentar el esfuerzo bélico, pero también de café, arroz e incluso cacao. La crisis económica y la diversificación de los cultivos de la costa propiciaron dinámicas en el campo que forzaron a buena cantidad de campesinos a trasladarse a las ciudades de la región. En ellas, algunos tendrían acceso a las pocas fábricas; los más, encontrarían cabida en los más bajos empleos, constituyendo esa gran masa marginal que crecerá violentamente en décadas venideras. La Misión Kemmerer En resumen, la mayoría de los ecuatorianos esperaba con interés la llegada de Kemmerer". Demostraban, sin embargo, motivos encontrados al acoger a su Misión. Los defensores de la Revolución Juliana ­ especialmente Dillon y el ejército ­ contaban con Kemmerer para remediar los males económicos de la nación, particularmente las deficiencias en el sistema monetario y bancario.

No comments: